¿Estado Islámico es una amenaza para Nicaragua?

La semana pasada almorzaba con algunas amistades y entre las noticias internacionales que se presentaban por la televisión se hablaba de las actividades terroristas de la organización conocida como Estado Islámico. En el noticiario, una ciudadana de París, que se convirtió el 13 de noviembre de este año en el escenario de los ataques terroristas más grandes la historia de Europa, preguntaba por qué había ocurrido esa desgracia. Desde nuestro lado de la pantalla, una de las personas que estaba conmigo hizo un par de comentarios que entendí así: la organización Estado Islámico atacó Francia porque es una potencia capitalista que ha oprimido al mundo árabe en el pasado. Este país y sus aliados, incluyendo a Estados Unidos, son los objetivos de esta organización.

Creo que no hay forma más sencilla de describir mi desacuerdo con esa forma de pensar que diciendo: la organización Estado Islámico es enemigo de todo el que no se ajuste a su programa político. Eso incluye nuestro país. Sí, esta agrupación terrorista también ve a Nicaragua como un enemigo. Se preguntarán por qué lo digo. Estas son mis razones:

  1. Hacia finales del año 2014, Estado Islámico afirmó en la quinta edición de su revista Dabiq (https://onedrive.live.com/view.aspx?cid=cda4ca4a6bf4a9e2&id=documents&resid=CDA4CA4A6BF4A9E2%21545&app=WordPdf&authkey=!AMmoiBHUmx_gGDw&) que “La bandera del Califa se levantará sobre La Meca y La Medina, aunque los apostatas y los hipócritas no lo crean. La bandera del Califa se levantará sobre Jerusalén y Roma, aunque los judíos y los cristianos no lo crean. La sombra de esta bandera bendita se extenderá hasta cubrir todo el oriente y el occidente del mundo, llenando al mundo con la verdad y la justicia del islam y poniendo fin a la falsedad y a la tiranía de la ignorancia [procedentes de desconocer a Mahoma y al Islam], incluso si Estados Unidos y su coalición no lo crean…” (p. 3)
  2. En el año 2014, el periodista alemán Jürgen Todenhöfer pasó varios meses en territorio controlado por Estado Islámico entrevistando islamistas. Sorprendentemente, los terroristas respetaron su integridad física. Entre las varias publicaciones que ha hecho sobre sus experiencias con la organización, afirma que esta no sólo quiere conquistar el Medio Oriente y el resto del mundo, sino que además quiere llevar a cabo la limpieza religiosa más grande de toda la historia. Con excepción de los cristianos, judíos y musulmanes, la organización quiere matar a quienes no creen o niegan a Dios. Sin embargo, los musulmanes moderados que aprueban la democracia deben morir porque ponen las leyes humanas sobre la de Dios. Los no creyentes sólo pueden escapar de la muerte aceptando voluntariamente convertirse a la versión de la religión de Mahoma que la organización profesa. Los cristianos de territorios conquistados no se verían sentenciados a muerte inmediatamente, pero deberían pagar impuestos exorbitantes al califato (http://juergentodenhoefer.de/seven-impressions-of-a-difficult-journey/?lang=en).
  3. El New York Times ha publicado un interesante artículo que compila información de todos los ataques –conocidos o reivindicados- de Estado Islámico, desde septiembre del 2014 hasta el 13 de noviembre de este año (http://www.nytimes.com/interactive/2015/06/17/world/middleeast/map-isis-attacks-around-the-world.html?_r=0) y nada impide que contemos al acto terrorista perpetrado en Mali la semana pasada. Ya sea que los eventos fueron dirigidos por, están vinculados a o fueron inspirados por Estado Islámico, los países afectados han sido Australia, Argelia, Canadá, Estados Unidos, Arabia Saudita, Francia, Libia, El Líbano, Egipto, Dinamarca, Túnez, Yemen, Afganistán, Turquía, Kuwait y Bangladesh.
  4. No dejemos de tener en mente que los primeros países en ser más afectados por la consolidación de este grupo terrorista no son occidentales. Me refiero a Irak y a Siria.

Con esta información y mucha otra que puede encontrarse en la Internet, se desvelan los aspectos más importantes sobre la posición de cualquier nación que tenga una ideología distinta a la de Estado Islámico: esta organización es enemiga de todos nosotros.

La violencia de Estado Islámico es premeditada. Si ha atacado ciertos países en lugar de otros es porque ha querido intimidar a ciertas poblaciones para afianzar su programa político, para repudiar valores y costumbres que no tolera y para responder a los ataques militares que han querido contenerle. Ese ha sido probablemente el caso de Francia, que es un país que representa un laicismo acentuado y que participó en varios bombardeos contra la organización antes de recibir el golpe del 13 de noviembre.

Gracias por el tiempo que dedicas a leer estas palabras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s